Compartir en

La necesidad de inversión en la construcción y conservación de carreteras en México es un tema crítico que requiere atención urgente. Luis Méndez Jaled, presidente de la CMIC, destaca la importancia de buscar mecanismos de financiamiento mixtos para satisfacer los requerimientos actuales de infraestructura vial y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

El bajo nivel de inversión y mantenimiento en las carreteras federales ha generado un déficit en la infraestructura vial del país, lo que requiere una respuesta coordinada entre el sector público y privado. 

A pesar de la asignación presupuestaria para infraestructura vial en el Presupuesto de Egresos de la Federación, la ejecución de estos recursos ha sido limitada, lo que evidencia la urgencia de explorar alternativas de financiamiento más efectivas. La participación de la iniciativa privada en la construcción y mantenimiento de carreteras emerge como una solución viable para impulsar el desarrollo de la infraestructura vial en el país.

La CMIC aboga por la implementación de mecanismos como las Asociaciones Público-Privadas (APP) y los contratos de mantenimiento y rehabilitación para maximizar el impacto de la inversión en infraestructura vial. Además, la búsqueda de recursos externos a través de organismos financieros internacionales como el BID y el Banco Mundial representa una oportunidad para fortalecer la infraestructura vial en México.

Para garantizar el éxito de estas iniciativas, es fundamental asegurar la transparencia y legalidad en los procesos de contratación y ejecución de proyectos. La inversión mixta en infraestructura vial no solo mejorará la conectividad y el desarrollo económico del país, sino que también contribuirá a elevar la calidad de vida de los ciudadanos.

Entradas relacionadas


Compartir en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *